¡ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 30€!

Sin azúcar añadido: ¿qué significa exactamente?

Sin azúcar añadido: ¿qué significa exactamente?

El azúcar es uno de los ingredientes más polémicos en el mundo de la nutrición. Esto hace que sea uno de los primeros elementos que busquemos en el listado de ingredientes y la tabla nutricional de los productos que encontramos en el supermercado, y es correcto que así sea.

Sin embargo, existen algunos reclamos saludables que se utilizan principalmente en la parte frontal del envase y que se encuentran regulados legalmente bajo normativa europea.

¿Qué significa sin azúcares añadidos?

Uno de los reclamos más utilizados en el mundo de los procesados, es “sin azúcares añadidos”. Seguro que te suena a través de la publicidad que llevamos viendo en zumos y productos similares muchos años.

¿Y qué quiere decir exactamente esto? La legislación lo define muy claramente: “solamente podrá declararse que no se han añadido azúcares a un alimento, así como efectuarse cualquier otra declaración que pueda tener el mismo significado para el consumidor, si no se ha añadido al producto ningún monosacárido ni disacárido, ni ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes”.

Esto significa que, si un producto tiene añadidos elementos habituales como la sacarosa (azúcar clásico), jarabe de glucosa o fructosa, por ejemplo, ya no podría contener el mensaje de “sin azúcares añadidos”.

Por otro lado, un producto alimenticio que no tenga estos azúcares añadidos pero sí tenga azúcares naturalmente presentes en el alimento (como una conserva de fruta, por ejemplo), debe indicar claramente la mención “contiene azúcares naturalmente presentes”.

¿Es útil esta mención?

Una vez analizado qué significa exactamente “sin azúcares añadidos” y visto cómo se regula legalmente, es importante reflexionar sobre la utilidad de esta mención.

Realmente, es una de las pocas menciones que sí tiene cierto valor y significado, ya que el hecho de que se encuentre regulada legalmente hace que se vigile su uso. Por ello, en la mayoría de casos esta mención sí que tiene una utilidad real para ayudarnos a distinguir cuando un producto tiene azúcares añadidos y cuando no.

Otro tema es que algunas marcas utilicen un vacío legal para promocionar sus productos de forma poco ética. Por ejemplo, la legislación nos dice claramente que no se puede utilizar “ningún alimento utilizado por sus propiedades edulcorantes”, y a veces sí que se hace con la adición de zumos o purés de frutas como los dátiles.  En este caso, se aprovecha el resquicio legal diciendo que la función tecnológica de los ingredientes es otra, como aportar espesor o color.

¿TE GUSTA MI CONTENIDO DIARIO? UNA BUENA FORMA DE APOYARLO, ES HACERTE CON MIS PRODUCTOS ECOLÓGICOS, ADEMÁS DE LLEVARTE LA MEJOR CALIDAD ;). Información en: ladespensadealvaro.com