¡ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 30€!

La olvidada B5: alimentos que la contienen

La olvidada B5: alimentos que la contienen

Como ya hemos visto en otros artículos, la amplia variedad de alimentos vegetales ricos en vitaminas y minerales necesarios para el correcto funcionamiento del organismo es interminable.

Hoy vamos a centrarnos en una vitamina menos conocida, el ácido pantoténico, también llamado vitamina B5. Este micronutriente forma parte del conocido complejo de vitaminas del grupo B, como son la vitamina B1 o tiamina, la vitamina B2 o riboflavina, la vitamina B3 o niacina, la vitamina B6 o piridoxina, la vitamina B9 o ácido fólico y la vitamina B12.

Sus funciones en el organismo humano son muy amplias, teniendo un papel destacado en la fabricación y descomposición de las grasas.

Tener un déficit de esta vitamina es complicado por su amplia presencia en los alimentos, sin embargo, algunos síntomas que nos pueden hacer sospechar de la existencia de un déficit severo de vitamina B5 son el entumecimiento y ardor en las manos y los pies, irritabilidad, problemas para dormir, dolor de cabeza o cansancio extremo, por ejemplo.

En general, las recomendaciones diarias de vitamina B5 en adultos sanos se sitúan entre los 4-7 mg diarios, siendo algunos alimentos ricos en este micronutriente de interés:

Lentejas: una de las legumbres más clásicas de nuestra cultura son las lentejas, ya sean en formato guiso tradicional o tomadas en frío para ensaladas y otras preparaciones similares. Las lentejas nos aportan aproximadamente 1,85 mg de ácido pantoténico por cada 100 gramos de alimento.

Guisantes: de legumbres sigue yendo la cosa, y es que los guisantes nos aportan una cantidad muy interesante también de ácido pantoténico. Los guisantes contiene aproximadamente 1,76 mg de vitamina B5 por cada 100 gramos de alimento.

Arroz integral: dentro del grupo de los cereales, el arroz es aquel alimento que destaca por poseer una mayor concentración de ácido pantoténico. En su versión integral, el arroz nos aporta 1,5 mg de vitamina B5 por cada 100 gramos de alimento, de forma aproximada.

Garbanzos: otro clásico de nuestra alimentación son los garbanzos, cada vez más presentes en todo tipo de dietas gracias al auge de las cremas o patés elaborados a partir de legumbres, como el conocido hummus. Los garbanzos nos aportan hasta 1,59 mg de ácido pantoténico o vitamina B5 por cada 100 gramos de alimento.

Centeno: terminamos la lista con otro cereal, el centeno. En este caso, también encontramos cantidades sumamente interesante de vitamina B5 en el centeno, llegando a alcanzar cifras de hasta 1,46 mg de ácido pantoténico por cada 100 gramos de alimento.

En general, legumbres y granos integrales son buenas fuentes

MIS ALIMENTOS ECOLÓGICOS, SIN ADITIVOS, SIN AZÚCARES AÑADIDOS, CON ENVASES RESPONSABLES EN: ladespensadealvaro.com