¡ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 30€!

Aceite de girasol: 3 alternativas para utilizar en casa

Aceite de girasol: 3 alternativas para utilizar en casa

El problema del aceite de girasol en España derivado de la invasión de Rusia a Ucrania está llenando nuestro entorno de muchas preguntas sobre este tipo de grasa. ¿Es saludable el aceite de girasol? ¿Cuál es la mejor alternativa a este tipo de grasa en la cocina?

Para responder a esta pregunta debemos atender a varios factores. En primer lugar, el precio. Ya que el aceite de oliva virgen extra (AOVE) es la mejor opción por definición ante cualquier otro aceite, pero es muy caro. El motivo de que el AOVE sea ideal es su contenido en grasas monoinsaturadas saludables, como el ácido oleico, así como otros componentes antioxidantes como tocoferoles y polifenoles.

Sin embargo, muchos de estos antioxidantes se pierden con el calor a altas temperaturas, por lo que no hace falta utilizar AOVE para todo: podemos destinarlo para las preparaciones en crudo como ensaladas, sopas o cremas frías tipo salmorejo y gazpacho.

Para freír tampoco es buena idea usarlo por este mismo motivo, es un desperdicio: en la fritura se alcanzan temperaturas superiores a los 180ºC. Igualmente, ya sabemos que freír no es una forma de cocinar muy saludable que digamos por la ingente cantidad de aceite que se utiliza. Mejor priorizar otros formatos de cocción como el horno, al vapor o a la plancha.

De todos modos, es más estable a altas temperaturas el de oliva que el de girasol. Puestos a freír, elegiría oliva virgen o virgen extra.

Por otro lado, el aceite de colza o canola o nabiza [son los 3 nombres que recibe] es también un aceite saludable que puede usarse para sustituir al aceite de girasol en la cocina. Es rico en ácidos grasos monoinsaturados, más del 65% de su composición nutricional es ocupado por estas grasas. Sin embargo, el aceite de colza cuenta con muy mala fama en España por una intoxicación masiva que sucedió en los años 80. El motivo fue la ingesta de aceite de colza tóxico que se encontraba adulterado y no era apto para el consumo humano. Por ello, el aceite de colza que normalmente vemos en el supermercado no plantea ningún problema, y es un aceite saludable.

Otros aceites como el aceite de soja también pueden tener un hueco en nuestra cocina. Incluso por su sabor suave son ideales para recetas donde el aceite de oliva pueda quedar demasiado fuerte de sabor: por ejemplo, platos asiáticos. El aceite de soja cuenta con un 58% de ácidos grasos poliinsaturados.

Aún así, siempre elegiría aceite de oliva virgen o virgen extra ;)

¿TE GUSTA MI TRABAJO DIARIO, TE AYUDAN MIS PUBLICACIONES? UNA BUENA FORMA DE COLABORAR A QUE SIGA COLGANDO CONTENIDO ES HACERTE CON MIS PRODUCTOS ECOLÓGICOS. Info: ladespensadealvaro.com